RECETA DE APROVECHAMIENTO: TORTITAS AVENA-PLÁTANO


Sencilla, rápida, saludable y sin complicaciones...Si estas apunto de desperdiciar esos últimos plátanos que están en las ultimas en tu frutero, ¡todavía no lo hagas!


Hace mucho tiempo que di un cambio completo a mi alimentación, y una de las cosas que deje atrás por completo fue el azúcar. Y si, os aseguro que se puede vivir perfectamente sin este.


Por ello, de aquí en adelante veréis que todas las recetas dulces que suba estarán endulzadas con dátiles, frutas, boniato, calabaza, o en alguna excepción con eritritol , entre otros.



Sin más enrolles, ¡vamos a ella!


Ingredientes (6-7 tortitas aprox.) :


  • 1 Plátano maduro (contra más feo este más dulzor nos aportará).

  • 2 huevos (en el caso de ser veganos podéis sustituirlos por flax eggs, aunque no actúan tan bien como el huevo).

  • 12oml. de leche o bebida vegetal (avena, almendras, la que uses).

  • 130gr. Harina de avena (si no tenéis podéis triturar los propios copos de avena)

  • 1 cucharadita de levadura en polvo.


Preparación:


Si no quieres tener que sacar la batidora, machaca los plátanos con un tenedor hasta obtener un puré, añade los huevos batidos, la leche/bebida vegetal e integra. Por último la harina de avena junto con la levadura, hasta conseguir una masa ligera, pero un tanto densa.


Si por el contrario quieres que la mezcla quede mucho más integrada, puedes usar una pequeña batidora. Si no dispones de harina de avena, añade los copos de avena y tritura, a continuación añade los plátanos en rodajas y tritura hasta integrar, por último los huevos, la leche y la levadura, y vuelve a triturar. No te va a llevar más de 2-3 minutos.


Puedes dejar la mezcla preparada la noche anterior en el frigorífico para prepararlos a la mañana siguiente sin ningún problema.


Para cocinarlas, utiliza una sartén pequeña, de poco más del diámetro de tus tortitas (si no tienes, no pasa nada). Caliéntala bien y añade un poco de AOVE o aceite de coco y vierte poco a poco la mezcla (un par de cucharadas). Deja que se cocine hasta que observes que aparecen burbujas en la superficie, es ahí cuando puedes darle la vuelta ayudado de alguna espátula.


¡Y listo!



Si quieres puedes añadir trocitos de chocolate negro (ya sabéis, si puede ser superior a 85% mucho mejor) entre tortita y tortita, que se derretirán con el calor residual. Si no, puedes añadir frutos rojos, fruta de temporada, o mantequilla de cacahuete o almendras por encima, ¡y a disfrutar!.












13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo